homeonaturachel
 
  Consultas homeopatícas
  Bienvenidos a la salud
  Comenzamos el otoño
  Dudas sobre homeopatía
  Cuándo es aconsejable la homeopatía
  Noticias
  Enuresis
  Circulación
  Contacto
  ¿Qué se esconde tras los ataques a la homeopatía?
  Sobre antibióticos
  Cura tibetana del ajo
  PREGUNTAS
  Smoothie para depurar el higado
  Los colicos del lactante
  Antibióticos,¿Hay otra manera?
  Las maravillosas propiedades del apio
  Semillas de Chia
  La homeopatía habla por si sola
Los colicos del lactante
LOS COLICOS DEL LACTANTE

La homeopatía se ha convertido en una herramienta extraordinaria para tratar todo tipo de enfermedades en los niños y bebes.
Los padres nos preocupamos muchísimo con cualquier molestia que presenten nuestros hijos y es muy triste que muchos de estos papás desconozcan la homeopatía.
Este método terapéutico existe desde hace 250 años y a pesar de que se han esforzado en tumbarla, diciendo que si es placebo, etc…
Sigue ahí, aportando cada día más éxitos y demostrando que es efectiva.
La homeopatía busca el remedio más afín a la sintomatología que presenta la persona enferma, en este caso los bebés.
A veces pienso… vamos al médico y nos manda medicinas que normalmente tienen un montón de efectos secundarios y no cuestionamos nada, simplemente lo tomamos.
Y yo me pregunto… ¿Qué pierden los padres en probar la homeopatía, si no tiene efectos secundarios y normalmente cura de forma rápida y efectiva?
Hoy os voy a referir algunos remedios homeopáticos para los cólicos del lactante.

CHAMOMILLA: Este medicamento popular ha permitido a muchos padres conocer la homeopatía y sus beneficios. Se utiliza cuando el bebé llora muy a menudo y no puede ser consolado. Son bebés inquietos, parecen enojados, y arquean la espalda como buscando una posición más cómoda. Las heces son verdes y ofensivas.
PULSATILLA: El bebé tiene hipo enseguida después de comer y se escuchan ruidos en el ombligo. La piel tiene una apariencia rojiza con pequeñas venas visibles en la cara. Los niños que precisan Pulsatilla, por lo general, no tienen sed, desean estar todo en tiempo en brazos.
NUX VOMICA: El bebé que necesita este medicamento está estreñido con frecuencia. Necesita hacer fuerza para mover el intestino, incluso con heces blandas. Desean estar abrigados, y se enojan cuando uno trata de ayudarlos. Pueden tener congestión nasal. Suelen ser bastante irritables. Suelen ser los cólicos del cambio de leche materna a artificial.
LYCOPODIUM: Bebé con aspecto de ansiedad, con la frente arrugada y expresión de preocupación. Sufren de gases contenidos, y empeoran hacia la tarde, sobre las 16h y hasta las 20h. Se alivian con compresas tibias o sosteniendo un recipiente con agua tibia sobre el ombligo. La eliminación de gases siempre les alivia. Pueden presentar grietas detrás de las orejas y un comienzo de eccema. Tiene muy mal despertar.
COLOCYNTHIS: El síntoma más notorio es que el bebé se alivia cuando se aplica presión firme sobre el abdomen, los padres dicen que deben levantar al bebé y cargarlo sobre sus hombros presionando sobre el abdomen para aliviar el dolor y el llanto. Doblándose en dos, mejora el dolor. Muy irritable durante el dolor.
MAGNESIA PHOSPHORICA: El cólico del bebé se alivia cuando levanta las rodillas a la altura del tórax, lo que parece aliviar la hinchazón y los gases; se calman también cuando logran eructar. Muy sensibles a las corrientes de aire.
IGNATIA AMARA: Cuando se trata de un bebé con cólicos por emociones, en especial si la madre ha sufrido una pena, como la pérdida de otro bebé en el pasado o la pérdida de su madre o su esposo durante el embarazo. Estos eventos emocionales en la vida de la madre, pueden influir sobre el bebé, en su vida intrauterina.
AETHUSA CYNAPIUM: Cólicos en bebés que presentan una total intolerancia a la leche, que vomitan en chorro, con brusco esfuerzo, a veces líquida o en grandes coágulos ácidos, amarillentos o verdosos, quedando sudado y somnoliento, como debilitado. A menudo, se acompañan de diarrea verdosa.
CINA MARITIMA: Cólicos en bebés con el vientre abultado y duro, con ombligo muy sensible al tacto; con gran irritabilidad, gritos, intolerancia a que lo toquen o acaricien; llora si lo llevan en brazos; se frota la nariz continuamente o la frota en la almohada o en el hombro de sus padres. Puede estar en relación con una oxiuriasis.
SENNA: Muy útil en cólicos del bebé, cuando el niño parece estar repleto de gases, con acumulación de flatulencia en distintas partes del vientre y con dificultad para expulsar flatos; con llanto, inquietud e insomnio.


.¿Está tu bebé en alguno de estos casos? Si es así prueba a darle el remedio.
En cuanto a la dilución en 7 ó 9 CH estará bien. Dos o tres veces al día.

 
   
Facebook botón-like  
   
Publicidad  
   
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=